Seguidores

domingo, 18 de diciembre de 2011






Capítulo 1







En ese momento, ocurrió algo inesperado un hombre se interpuso entre ellos y yo, era igual de corpulento y alto, pero a diferencia de ellos, intentaba protegerme, era la criatura más perfecta que había visto antes comparable a David de Miguel Ángel.
Empezaron a hablar entre ellos en una lengua desconocida, que no era italiano, ni ningún otro idioma conocido, era como una especie de dialecto que solo ellos conocían.
Ellos me señalaban y le gritaban para que se apartara de su camino, pero el no accedía, los ojos de los otros eran color rojo, y su furia aumentaba por momentos, el me empujo hacía atrás mi espalda chocaba con el mostrador de la recepción, sus brazos eran cadenas que mantenían oculta y me impedían cualquier movimiento.
Su voz calida y a la vez contundente, logro apaciguarlos y terminaron por marcharse.
Se dio la vuelta hacia mi, su rostro era tan perfecto y sus ojos oscuros y almendrados, no me hablo tan solo me miro fríamente y se fue.

Introducción




Y aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra y les nacieron hijas,
al ver los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.Entonces dijo Yahvé: «No contenderá para siempre mi espíritu en el hombre, porque ciertamente él es carne; pero vivirá ciento veinte años».
Los nefilim se hallaban en la tierra en aquellos días, y también después, cuando los hijos del Dios [verdadero] continuaron teniendo relaciones con las hijas de los hombres y ellas les dieron a luz hijos, estos fueron los poderosos que eran de la antigüedad, los hombres de fama.
Génesis, 6, 1-4

Amor entre guerras

Dentro de la antología, Una hora menos,  podéis encontrar mi relato, Amor entre guerras.  Ahí podréis conocer la historia de amor de José...