Seguidores

sábado, 14 de diciembre de 2013

Soltera hasta Navidad

Como cada navidad me quedaba sola en casa. Mi familia era muy grande, pero estar con ellos era sinónimo de estar contando mis desdicha a cada rato. Seguro que se pasarían la noche entera preguntándome la misma pregunta.

¿Te gusta estar sola o eres inmune al compromiso?

O algo tan delirante como

¿Quieres conocer a un amigo?

Sí, así eran las pasadas fiestas de navidad, por eso estos últimos años he preferido estar sola en casa viendo  películas tristes de navidad.

Todo esto hubiera sido igual de no ser por la iniciativa del barrio de celebrar la navidad en la pequeña plaza que bordeaba la comunidad. La iniciativa se llevo a cabo después de comprobar que la mayoría de los vecinos eran solteros, viudos o divorciados, y no tenían a nadie en casa en esos días en que te apetece que alguien te abrace y te de los buenos días. Así que la comunidad decidió celebrar la navidad juntos en la plaza.

Cada uno llevaría algunos adornos para decorar el árbol de Navidad y algunas sillas y mesas. La comida también se dividiría por especialidades, es decir, cada uno llevaría lo que mejor le saliera en la cocina.

Decidimos quedar a las seis en la plaza para organizar todo. Y así lo hicimos a la seis de la tarde estábamos todos en la plaza, algunos decorando el árbol y otros organizando las mesas y las sillas para la cena. Todo marchaba muy bien y cada uno seguía a la perfección su cometido. El mío era decorar el árbol de navidad, y eso estaba haciendo hasta que me di cuenta de que faltaba la estrella en lo alto. Fui en busca de una silla y me subí en ella para llegar a la copa. Justo en el momento en que parecía que tenía todo controlado la silla perdió el equilibrio y yo caí sin remedio hacia atrás. En el instante que pensé que todos mis huesos chocarían contra el suelo algo detuvo el golpe. Abrí mis ojos extrañada y lo vi.

No se puede explicar con palabras ese primer instante en el que sin saber muy bien el porqué una persona que no has visto en tu vida de repente se vuelve tan importante para ti. Nos quedamos mirándonos durante un buen rato y luego sin querer volvimos a la realidad. Él cordialmente me dejo en el suelo y con un saludo corto volvió a su tarea.

Intente por todo los medios no mirar hacía él, pero era imposible no contemplar la perfección de sus rasgos y su  elegante forma de moverse. Así que para evitar más tentaciones decidí irme a casa para arreglarme para la cena.






Tenía en mi armario un vestido azul de seda que nunca me llegue a poner. Unas sandalias a juego y un par de pendientes en formas de lágrimas de cristal. Me maquille y sin dar más tiempo a la triste idea de quedarme en casa salí corriendo hacía la plaza.

Cuando llegue  lo busque entre la multitud, y para mi desagradable expectativa estaba hablando con otra chica. Muy alta y guapa y con unos enormes ojos azules. Por su forma de mirarlo estaba bastante interesada en él. En el barrio era conocida como la ligona más popular, es decir, no tenía ninguna posibilidad ante ella.

Así que me senté dando la espalda a la pareja. Si era rápida terminaría de cenar y me marcharía a casa con la excusa de sentirme mal. La cena empezó y todos se sentaron  uno al lado del otro. A mi lado había una silla vacía que yo ocupe con mi pequeño bolso. Justo en el momento en que iba a probar mi primer bocado alguien llamo mi atención. Era él que con una sonrisa en los labios me indicaba con un gesto si la silla estaba libre. Por supuesto, ¿Como no iba a estar libre? Y la ligona ¿Dónde está la ligona? No me lo podía creer, la ligona estaba al otro extremo de la mesa y me miraba con cara de pocos amigos.

- Acabo de mudarme al barrio y la verdad es que no conozco a nadie,¿Te importaría ayudarme  a integrarme en el barrio?
-Te ayudaré encantada …

Años después de esta historia, que por cierto es real, y por si queda alguna duda  aún sigo con él. Sigo pensando que la magia de la Navidad es cierta, y que a mi sin duda me tocó el mejor regalo del árbol.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seamos seguidores

Esta iniciativa tiene un objetivo: apoyarnos entre blogs para ir creciendo poco a poco, dándonos a conocer y colaborando entre nosotr@s. Es...