Seguidores

domingo, 18 de diciembre de 2016

Lágrimas

Y pensar que hace tan solo un instante
lo eras todo para mi
y ahora ni el sol
sale cada mañana en mi horinzonte
se ha caido
la máscara
y en su lugar
ha aparecido el temido umbral
ese que separa
la fantasía de la realidad
ese que hace que todo sea perfecto
y no deja ver lo que realmente
eres
pero ahora que lo sé
ya no hay máscara entre los dos
si no la dura y cruda realidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El número 13

Hacia ya un año que vivía allí. En el número 13 de la calle Sin alma. No, no crean que yo le puse ese nombre, se llamaba así antes de yo...