Seguidores

martes, 21 de marzo de 2017

Bruja de temporada

RCBBOOK 
  Fue el encargado de publicar este relato en una antología recopilatoria en el 2015


Soy una bruja, pero no una bruja propiamente dicha, no, yo soy una bruja de verdad, pero no de esas que van por ahí con cara de pocos amigos, bueno eso creo.

Yo soy una bruja de temporada …

¿Qué que es una bruja de temporada?


¡Pues yo! Yo soy una bruja de temporada

¡Ah! ¿Qué que es eso de temporada?

Pues una bruja de temporada es como un amor de verano, que tan pronto como llega se va, es decir, solo podemos hacer magia unas semanas al año

¿Qué por qué?

Pues vaya usted a saber, yo solo sé lo que soy el porque no me importa demasiado la verdad. Pues esa aventura de temporada se convirtió en algo mejor que al final termino …



Falta pocos días para la primavera en Springville, y como cada año paso las vacaciones aquí con mi tía, que por cierto también es bruja. Es una especie de tradición familiar celebrar  siempre la llegada del equinoccio de primavera juntas en compañía de otras brujas. Es como un ritual anual donde todas podemos hacer magia sin ser vistas. Por esa razón mis vacaciones las paso aquí en Springville, donde todo es diferente y nada es lo que parece ser.

Este año mi tía me ha puesto a trabajar en la floristería,  y si sé que son vacaciones, pero cualquiera le lleva la contraria. Todo parece normal hasta que al entrar me encuentro con un chico sentado en medio de la oscuridad mirando hacía la pared.

                    Buenos días- saludo al entrar
                    Acaso no te han enseñado modales, para saber que ahí que tocar antes de entrar – grita el chico mientras enfadado se levanta de la silla
                    ¡Perdona! La puerta estaba abierta y ..., pero bueno se puede saber ¿Quién es usted y que hace aquí en medio de la oscuridad?- grite enfadada
                    Soy el sobrino de Nara la dueña de este local, y estaba meditando cuando usted me interrumpió descaradamente
                    Pues yo soy April, y soy la sustituta de su tía, meditar ¿ el qué? La manera de plantar mejor o en su caso aprender buenos modales.
                    Pues yo soy Daniel, y aquí es donde trabajo- dijo mientras se volvía a sentar como si tal cosa
                    ¿Aquí en la floristería?, eso es imposible
                    Pues sí, aquí es donde trabajo todos los días, así que lo puedes tomar o dejar- dijo tan fresco mientras me miraba con unos ojos tan azules como el mar
                    Y se puede saber a que te dedicas, aparte de trabajar en una floristería a oscuras ¿Acaso crías cardos?- dije enfadada mientras intentaba no mirar tanto sus enormes ojos
                    Soy músico
                    ¿Músico?¿Compones aquí? - tanto me asombraba sus ojos como la normalidad con la que trataba el asunto de componer en una tienda a oscuras
                    ¿Conoces un lugar mejor que este?
                    Sí, su casa por ejemplo
                    Muy aguda, pero prefiero tocar y componer aquí
                    Mientras no desafines no veo ningún inconveniente, no me gustaría ver morir a las plantas de espanto
                    Le aseguro que vivirán señorita April
                    Eso espero por su bien – después de aquello nuestras conversaciones eran bastante cortas, tan solo hola y adiós, aunque he de confesar que en ocasiones me quedaba mirando cuando él pasaba por mi lado o lo veía a él mirarme mientras trabajaba en la tienda. Sea como fuera no paso de ahí hasta que de forma inesperada el viernes antes de cerrar, mientras arreglaba los arreglos florales que luciría el pueblo para el equinoccio de primavera se acercó a mi por detrás, y sin previo aviso puso la radio, y mientras sonaba El lago de los cines de Tchaikovsky  me invito a bailar.
                    ¿Desea bailar madame?- dijo mientras me daba su mano
                    ¡Por supuesto señor! - puse mi mano sobre la suya y empezamos a dar vueltas y más vueltas, y  mientras la música sonaba de mi cuerpo empezó a salir esas ganas de locas de hacer magia y hacer que todo a nuestro alrededor bailará con nosotros.

Pero fue justo en ese momento cuando en la puerta apareció mi tía
                    April ¿ Qué crees que estás haciendo?
                    Lo siento doña Gertrudis ha sido culpa mía – dijo mientras me soltaba, y yo me quedaba muda sin saber bien que decir, ya que si mi tía no hubiese llegado a tiempo ahora mismo Daniel hubiera estado alucinando en colores
                    ¿Puedo hablar contigo a solas April?
                    Si, por supuesto tía – mire a Daniel y el salió rápidamente para dejarnos solas
                    ¿Estás loca? Sabes perfectamente que no podemos hacer magia delante de los mortales
                    Lo sé y lo siento, no sé que me paso
                    Yo si lo sé, y te repito que una bruja joven y enamorada se vuelve tonta y mucho más si de quien lo hace es de un mortal
                    No estoy enamorada de Daniel- grite mientras desviaba mi cara hacía otro lado para impedir que mi tía se diera cuenta de que mentía.
                    Eso espero pequeña de lo contrario tendrás que marcharte antes del equinoccio de primavera
                    No pasará nada – dije algo confundida
                    Eso espero-  y dicho esto se marcho


Durante el resto del tiempo que me quedará en Springville no volvería a tener ningún contacto con Daniel, o por lo menos eso intentaría.
Así que me pasaba todo el día trabajando sin parar, y cuando no había clientes en la tienda salía fuera a tomar algo o simplemente para arreglar el escaparate. Era  mejor así, y no por que estuviera enamorada de él, no yo no soy de esas que se enamoran al primer contacto, que va …

Pero en ocasiones es mejor prevenir y no terminar como la última bruja enamorada
                    Feliz y sin magia, ¿Se lo pueden creer? Sin magia¿ yo?, no eso sería como quitarle las alas a los pájaros o peor aún el aroma a las flores. Y todo ¿ Por qué? por amor, que va a mi no me va a tocar no importa lo mucho que me guste Daniel, pero ¿Qué estoy diciendo? No, no a mi no me gusta nada, aunque esos ojos tan azules derritirían a cualquiera, menos a mi claro esta.


Todo marchaba maravillosamente y ya solo restaban tres días para el equinoccio de primavera, cuando Daniel apareció detrás de mi, de nuevo, y me cogió de la mano y tiro de mi

                    ¿Qué haces?- pregunte asombrada ante su gesto
                    Te invito a tomar algo trabajas demasiado ¿Te apetece un café, té o zumo?- me contesto con una sonrisa en los labios mientras nos dirigíamos a la cafetería de enfrente.
                    Pero, y el trabajo ¿qué?
                    Has trabajado tanto estos últimos días que sin duda alguna mi tía se pasará con los brazos cruzados varios meses cuando regrese, así que vamos.

Quise negarme, chillar e incluso pegarle una patada en la espinilla y escapar, pero con una sonrisa así ¿quién puede negarse?. Nos sentamos en la terraza y el con un gesto pidió dos cafés.

                    ¿Por qué me evitas? ¿ Tanto miedo le tienes a tu tía?
                    Primero no te evito tengo mucho trabajo esos es todo, y segundo ¿Miedo yo?
                    Entonces no te importará si me siento más cerca ¿Verdad?
                    No que va ¿Por qué iba a importarme? - socorro gritaba en mi interior, que alguien me ayude, socorro ….
                    Entonces ¿Por qué me huyes si no te doy miedo yo ni tu tía?
                    A ver Daniel, eres muy mono y todo eso, pero yo no ….- no pude decir nada más ya que Daniel me beso sin previo aviso, y para mi pesar besaba muy bien ¿por qué? Guapo y encima besa bien, pero  ¿Que he hecho yo para merecer esto? Aparte de ser una bruja sumamente encantadora y llena de estilo, ¡ah! E irresistible claro
                     ¡Perdón! Volvamos con el tema


 De repente, tuve miedo y temí perder el control así que puse distancia entre nosotros poniendo las manos en su duro pecho y empujándolo hacía atrás, para luego salir corriendo de allí a toda velocidad. Si, exacto tipo novia a la fuga, pero sin traje de novia ni Richard Gere detrás ¡Lástima!

Una vez en mi casa me di cuenta de lo tonta que había sido al dejar que me besará

                    Tonta más que tonta – me dije a mi misma, aunque en realidad sonreía por dentro
                    ¿Qué pasa? - pregunto mi tía Gertrudis que llegaba en ese momento
                    Na, nada perdí las llaves del coche y no sé donde las he puesto
                    Te refieres a esas que sobresalen de tu bolso
                    Si, a esas justamente – dije mientras las cogía y salía corriendo hacía mi habitación.
                    April, ven por favor- grito mi tía desde los pies de la escalera
Vaya, que lata hoy es el día de correr para aquí y para allá – Si, tía
                    ¿Qué te pasa?- pregunto mientras recogía las famosas llaves que al correr se me habían caído al suelo
                    Nada, ¿Qué me iba a pasar? Son solo nervios por la ceremonia eso es todo- y algún que otro besito por ahí dije para mi





Pasaron los días y llego la noche de la ceremonia. Estaba todo preparado para la ocasión e incluso mi vestido, que era una vestido largo y blanco bordado en oro y flores naturales,heredado de mi tataraabuela. Ahora estarán pensando,¿Es que todos en SpringVille son brujos o qué? ¿Como van a hacer la ceremonia delante del todo el pueblo?. Tranquilos que todo tiene una explicación sencilla y no es lo que están pensando. ¡No somos una exhibicionistas ni nada de eso! Tenemos nuestro lugar especial detrás del valle de las amapolas, y que solo se abre ese día del año para nosotras.  CONTINUARÁ ...

lunes, 6 de marzo de 2017

A la séptima cita

Era la primera vez que acudía auna de esas agencias que se anuncian en la tele, y te vuelven loca con la publicidad en Internet. Pero era cuestión de vida o muerte ya que me encontraba tan sola, que en ocasiones me había encontrado hablanco con la pared.

Después de rellenar todos lo datos que te piden, y como no, pagar la famosa cuota premium, ya que si no es imposible hablar ni encontrar a nadie, me llegó la primera cita. No me lo pense dos veces y quede al día siguiente, y creanme si les digo que las prisas no fueron nada buenas, ya que el chico en cuestión se llamaba Alberto, y todo quedo ahí en Alberto, porque nada más verlo salí corriendo … y prefiero dejarlo ahí.


El segundo, que por cierto y casualidad, se llamaba segundo no paró de hablar y hablar toda la noche de si mismo, ni siquiera mientras cenaba.

El tercero aunque se llamaba Enrique, nombre de rey, no paso ni de bufón, ya que aburría al más aburrido más aún. El cuarto era León, y aunque en teoría era tan solo un nombre, sus enormes zarpas no dejaban de tocar y tocar sin permiso, y como buen león terminó en el zoo.

Dicen que no hay quinto malo, pues se equivocan ya que este quinto de nombre Ernesto ni se presentó. El sexto tenía el nombre de Camilo, y la verdad al principio me pareció bastante interesante hasta que se marcho de repente, y sin pagar la cuenta.

Tras una complicada semana de seis días la séptima cita se me hacía cuesta arriba, y la verdad buscar otro perfil en la red se me hacía hasta desagradable.





Pero me había propuesto encontrar al hombre de mis sueños en siete días, y aunque lo veía todo negro, no me quedaba más que uno, el séptimo, así que elegí al azar, y “la suerte” recayó en Gabriel.

Para calmar mis nervios tras recibir seis palos me dije a mi misma, que peor que los anteriores no podía ser, además lo peor que podía hacer era no presentarse, asi que adelante. Para la cita elegí el centro comercial, y una hora más adecuada, por si la cita terminaba antes de tiempo poder consolarme haciendo unas compras.

Cuando llegue a la cafetería no había nadie allí. Mire mi reloj por si había llegado más temprano, y me di cuenta de que me había retrasado quince minutos. Mi primera idea fue que llego no me vio y se marcho, y la segunda idea era que ni tan siquiera se presento allí.

Por un momento pense que eso había sido lo mejor, pero en mi interior la decepción crecia por momentos.

Me di la vuelta con la intención de irme de allí lo antes posible, y mantener en lo posible intacto mi honor, cuando sin darme cuenta choque de frente con un individuo que al parecer estaba detrás de mi.

Aquel extraño estaba alli plantado con sus enormes ojos color miel mirandome de arriba a abajo. Al cabo de un rato de recibir el impacto y reaccionar me di cuenta de que en su mano derecha llevaba una rosa roja.

¡ Lo siento! - llegue a decir tras un largo silencio

¡No! Disculpame a mi por llegar tarde

¿Tarde?

Si, es que no sabía que tipo de flor te gustaría y tarde en decidirme.


¿Por qué tu eres Raquel? O ¿Me equivoco?

Y tú ¿Eres Gabriel? …

Si, asi es ¿Qué te parece si empezamos de cero y olvidamos el tropiezo?

Una buena idea sin duda .- le dije mientras de mis labios sin querer salía una suave sonrisa.

Lo que vino después es otra historia, pero lo que si puedo decir es que al séptimo toque el cielo.









jueves, 2 de marzo de 2017

De Darklake a Nueva York

De repente, el sonido de una potente moto llamo mi atención

- ¿Qué demonios es eso? - grito Sam aún roto de dolor tras mi codazo

Una moto enorme derribó de un golpe a todos los híbridos que me rodeaban. Con tan buena suerte que uno de ellos cayó sobre Sam.

  • Sube- me dijo el conductor cuando paró a pocos metros de mi

Corrí hacía él y tras recoger un poco el vestido me subí en la parte trasera de la moto

  • Sujetate fuertemente a mi ya que habrá muchos baches en el trayecto de regreso a casa – dijo mientras aceleraba la moto para arrancar. 

    Descubre como continua aqui por solo 1,99€. ...
     

miércoles, 1 de marzo de 2017

5 historias para un mismo cadáver : Pesadilla

Hoy era un día terminado en tres, que prefiero no nombrar, del mes tres de un año cualquiera terminado en tres. Llevaba ya casi dos semanas, casualmente también tantos días terminados en tres, teniendo la misma pesadilla.


Era tan horrible, que me levantaba gritando en mitad de la noche despertando al resto de la casa. Se dividía en dos partes. La primera se representaba en la carretera, en medio de la noche un cuerpo sin vida esperaba tirado sobre el frío asfalto a que alguien viniera en su auxilio. Las otra parte se desarrollaba en un duelo lleno de gente llorando por el difunto.

Al principio no le di importancia, y pensando que era algo normal debido a mi gran estrés diario, pero hoy justo hoy he podido ver quien era el muerto y …

Y hoy justo hoy me he cruzado con un gato negro en mitad de la calle, y sin darme cuenta mirando al gato he pasado bajo una escalera. Para añadir más leña al fuego conduciendo mi coche, en mitad de la autopista, me he cruzado con un sepelio que se dirigía al cementerio de la ciudad.

Y todo esto hoy, justo hoy que he visto que el muerto de ese frío ataúd era yo ...


Madrina de Guerra

Nací el 30 de julio de 1964 en Zaragoza, aunque viví toda mi infancia en Tauste. Fui una niña tranquila, que pasó muchas horas leyendo...